agosto 28, 2017

BONGs pide rechazar comercialización mixta de gasolina y GLP; exhorta presidente Medina no dejarse influir

BONGs pide rechazar comercialización mixta de gasolina y GLP; exhorta presidente Medina no dejarse influir

La iniciativa de una parte del sector empresarial representa una de las peores amenazas par la población

Santo Domingo.- El Bloque de Organizaciones No Gubernamentales, Inc. (BONGs) exhortó a la sociedad y a las fuerzas vivas que inciden en su defensa a rechazar la pretensiones de algunos empresarios  de lograr una reforma legal o la la aprobación de una normativa que les permita comercializar en las estaciones de gasolinas el gas licuado de petroleo (GLP), lo cual, representa no solo una violacion brutal a leyes, resoluciones, normas y reglamentos, sino ademas que representa un inminente peligro para  la población que reside en los donde operan esos negocios.

De acuerdo al consorcio o articulación del sector ONGs de la nación, las normas de seguridad de las estaciones de expendio de gasolinas son extremadamente diferentes a las normas de las estaciones que expenden el GLP, sobre todo porque este ultimo combustible es sensible, altamente inflamable, exageradamente volátil, pues en su estado gaseoso pesa mas que el aire, se propaga mas fácil (rápidamente), tarda mas tiempo en disiparse y es mucho mas propenso a estallar, situación que junto al almacenamiento de gasolina y gasoil representaría una bomba de altas proporciones.

El presidente del BONGs, periodista Juan Ramón Larancuent, expreso que un interés comercial, un negocio coyuntural que por demás no se justifica, pues el país tienen una sobre demanda de ambos productos, no puede caprichosamente poner en riesgo la vida humana, sectores habitados e inmuebles fundamentales para las diversas familias, ni encontrar respaldo de las autoridades de un país cuyas autoridades antepongan el interés frente a la dádivas de una parte de los los ambiciosos desenfrenados empresarios.

El trabajador social, sostuvo que la mayoría de las estaciones de combustibles están ubicadas en sectores residenciales y dentro de las diferencias de norma de seguridad, mientras en las referidas el conductor no necesita salir del mismo, ni apagar su radio, solo apagar el vehículo, con el agravante de que en sus estaciones operan negocios de comidas rápidas incluidos cigarrillos, alcohol, mientras que en las estaciones de venta de GLP las personas deben apagar los vehículos, el radio, salir del mismo junto a sus acompañantes.

En cuanto a las áreas  de las estaciones, las de gasolinas son mas compactas y menos abiertas, eso en virtud de que la volatilidad del GLP requiere de lugares donde se comercialice sean mas amplios y abiertos porque el nivel de riesgo es muy elevado y el combustible altamente inflamable.

Explicó, que de acuerdo a datos confiables el  mercado dominicano tiene una estructura de distribución y comercialización adecuadas en ambos casos, es  decir, no hay déficit, de hecho existe un sobreabastecimiento con mas de 1000 estaciones de gasolinas, mas de 1500 estaciones de GLP y las normas de seguridad separadas han mostrado efectividad, mientras que la intención de unir de manera mixta la comercialización represente un atentado contra la misma seguridad ciudadana.

En ese sentido, formulo un llamado al presidente de la Republica, lic, Danilo Medina, a los fines de que no se deje seducir, ni influir por los sectores que quieren sin imponer ese peligroso e innecesario negocio, para lo cual están dispuesto a invertir la cantidad de dinero que se requiera, sobre el entendido de que “en el país el dinero lo puedo todo”.

Lamento que algunos dirigentes políticos hayan respaldado un propuesta tan aberrante, aunque para nadie es un secreto que la culpa de nuestras desgracias están conectadas con la irracionalidad de muchas autoridades para las cuales el lucro es mas importante que el bienestar del pueblo dominicano.

Llamo a los medios de comunicación a jugar de informar con objetividad y reflexionar sobre esta nueva amenaza de algunos empresarios cuya ambición no muestra ninguna misericordia con un pueblo desorientado y desconocedor de tan lesivo y antipatriotico interés.