septiembre 23, 2017

Donald Trump y líder Norcorea intercambian duros mensajes

Donald Trump y líder Norcorea intercambian duros mensajes

WASHINGTON. AFP. La escalada verbal entre Donald Trump y Kim Jong-Un alcanzó un nuevo techo ayer, luego de que el presidente estadounidense calificara de “demente” a su par norcoreano, en momentos en que Pyongyang alude a un posible ensayo de bomba H en el Pacífico.

Es necesario priorizar “una actitud razonable y no emocional, en lugar de tener un patio de recreo donde los niños se pelean sin que nadie pueda detenerlos”, comentó el jefe de la diplomacia rusa Serguei Lavrov.

“Kim Jong-Un de Corea del Norte, quien es obviamente un demente al que no le importa privar de comida o asesinar a su pueblo, será puesto a prueba como nunca antes”, escribió el mandatario en Twitter. Horas antes, el líder norcoreano había lanzado un ataque muy personal al inquilino de la Casa Blanca.

Trump “me ha insultado, a mí y a mi país, ante los ojos del mundo entero, y ha lanzado la más feroz declaración de guerra de la historia”, dijo Kim, según un despacho de la agencia oficial norcoreana KCNA.

“Voy a hacer que el hombre que está al frente del mando supremo de Estados Unidos pague caro por su discurso”, agregó el líder norcoreano. “Castigaré con fuego al senil norteamericano mentalmente trastornado”, amenazó Kim. El despacho de KCNA estaba acompañado por una foto de Kim Jong-Un sentado detrás de una mesa, con una hoja de papel en la mano.

Ayer el Kremlin se declaró preocupado por aumento de la tensión tras el intercambio de “amenazas” entre los dirigentes de los dos países y la “escalada de tensiones”. En un tono similar, China solicitó poner fin a las provocaciones de ambos líderes. Las grandes potencias mantienen sus diferencias sobre la manera de poner fin a la crisis.