febrero 17, 2017

Es tiempo de dar respuestas contundentes al auge de lo que abruma al pais

Es tiempo de dar respuestas contundentes al auge de lo que abruma al pais

La sociedad dominicana sigue sufriendo impotente ante los estragos de la inseguridad,  el auge de la criminalidad y frente a confesos y evidentes actos de corrupción, los cuales, no solo enriquecen cada vez mas a unos pocos privilegiados, muchas veces vinculados al Estado y a élites privadas, sino ademas, que generan situaciones tan desesperadas para algunos que pierden la esperanza y la razón, sin ver otras opciones que cometer  homicidios o abrazar el suicidio.

La tolerancia, es la mas fiel compañera de la impunidad y esta combinación imperfecta se refleja prácticamente en todos los estamentos incluyendo el judicial, situación que nos coloca en una odiciosa  incertidumbre, donde sobresale “que lo mal habido incrementa la fortuna de los insaciables”, eso, mientras  el oceano de los menos afortunados sufre la profundización de su miseria, debiendo ademas,  pagar con la imposición de  impuestos las derivaciones consecuentes.

Odebrecht, CORDE y ahora el CEA, representan los mas recientes hechos, de por si, lo suficientemente aberrantes como para despertar la conciencia de un pueblo aparentemente anestesiado por la inconsciencia  política, por la dependencia  de dádivas circunstanciales, por el inmediatismo mediático  o por el simple desgano, todo lo cual, nos conduce al caos haciendo infuncional el bienestar que  todos anhelamos y merecemos.

Es tiempo dar respuestas, de asumir responsabilidades, de ofrecer ejemplos concretos, de mandar señales claras de que lo evidentemente malo sera rechazado, reprendido y condenado en cada instancia social, para que  podamos reiniciar la esperanza y el cumplimiento de los deberes inclusivos que requerimos para proveer salud,  educación, justicia y verdadera equidad.