octubre 13, 2016

Senador Josecito Hazim considera Presupuesto 2017 contiene una reforma tributaria implícita.

Senador Josecito Hazim considera Presupuesto 2017 contiene una reforma tributaria implícita.

El senador reformista por la provincia de San Pedro de Macorís, doctor José Hazim Frappier, emitió hoy duras críticas al proyecto de Presupuesto General de la República sometido al Congreso Nacional por el presidente Danilo Medina, por considerar que la pieza “tiene implícita una reforma tributaria”.

Hazim Frappier estima que el proyecto presentado al Congreso por el Poder Ejecutivo, plantea un presupuesto “enormemente deficitario”, y dijo que el Gobierno continúa teniendo un gasto corriente enorme, que en vez de disminuir aumenta cada vez más.

Añadió que otro problema presupuestario es el alto porcentaje del dinero recaudado que se destina al pago de la deuda externa del país.

El legislador de oposición se preguntó “¿Qué cambio hay en el presupuesto del 2016-2017 con respecto al de 2014-2015?”, y a seguida se respondió que ninguno.

Hazim Frappier estima que “aparentemente estamos haciendo una reforma tributaria sin decirlo” y que esa reforma se advierte desde el momento en que se examina el proyecto de presupuesto sugerido al Congreso Nacional para el año 2017.

Como una forma de ilustrar su afirmación, el veterano congresista señaló que el Gobierno ha comenzado a aplicar esa reforma tributaria con los aumentos en las tarifas para la renovación de placas de los vehículos, de los peajes y del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), entre otros.

“No es una reforma fiscal, es una reforma tributaria. Otra vez volvemos a los parches tributarios  para lograr mayores ingresos”, afirmó el congresista del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Preguntado si propondría algunas reformas al presupuesto sugerido por la Presidencia de la República, Josecito Hazim adelantó que aunque no ha leído en su totalidad el proyecto, abogará por un aumento en las partidas del Poder Judicial, para garantizar su independencia económica.

Con relación al aumento salarial aplicado al Senado y la Cámara de Diputados aclaró que esa decisión se adoptó antes de asumir la senaduría por su provincia el 16 de agosto pasado, y que por lo tanto no haría ninguna acción dirigida a revertirla.

Precisó que fue al Congreso a proponer soluciones a los problemas de su provincia y del país, no a buscar un salario, sino a servir al país, y precisó que el asunto salarial es un tema secundario en su agenda.

“Nunca he ido a ocupar una función pública pensando en un salario, jamás. El que va a una posición pública es a servir que va, a buscar soluciones a los problemas de la comunidad, del país, no a buscar un salario”, enfatizó.

Con relación a las dos exoneraciones que reciben los congresistas, explicó que es opuesto a que se mantenga esa facilidad.

Recordó que planteó un proyecto para su eliminación, propuesta que está en estudio de una comisión del Senado y la Cámara de Diputados.